Saludos a todos los que nos leen, tras su breve paso por las manos de Microsoft, que no supo sacarle partido a la marca y tiene en estado crítico su sistema operativo para móviles, Nokia ha vuelto al mercado apostando en esta ocasión por Android. Tras ese regreso está HMD, una empresa finlandesa de nueva creación, aunque plagada de veteranos de la marca, que confía a Foxconn la fabricación de los terminales, encargándose del resto de los procesos.

HMD confió en Arto Nummela, con 17 años en puestos de responsabilidad en Nokia, para liderar el equipo que quiere devolver a la icónica marca a tiempos anteriores pero siete meses ha durado en el puesto el CEO. Hoy, por sorpresa y con efecto inmediato, la compañía ha anunciado el adiós de su actual CEO, que será reemplazado por el hasta ahora presidente Florian Seiche.

Sorprendente parece la marcha del hasta ahora CEO de HMD. Nummela dirigía una compañía que protagonizó el pasado Mobile World Congress, en gran medida gracias a la reedición del clásico 3310. Entonces también anunciaron sus primeros smartphones con Android, los Nokia 3, 5 y 6 (este último ya anunciado para China) y esperamos para pronto el Nokia 8, llamado a ser su terminal estrella para 2017.

Turno para uno de los fundadores de HTC

El llamativo adiós de Nummela, HMD solo ha agradecido sus servicios sin explicar la decisión, lleva a que Florian Seiche, hasta ahora presidente de la compañía, tome las riendas. Seiche también ha trabajado durante años en Nokia y en la división de dispositivos móviles de Microsoft, aunque lo que más nos llama de su currículum es que fue uno de los fundadores de HTC.

De HMD esperamos ahora la presentación del Nokia 8, puede que el mismo 31 de julio lo conozcamos, y alguna pincelada de su evolución. Sus primeros smartphones acaban de llegar al mercado, por lo que todavía tendremos que esperar unos cuantos meses para conocer si la vuelta de Nokia ha sido un éxito o si se ha quedado en un bluf.

Fuente: Xatakamovil

Comparte en las redes sociales