[Enfrentados] Samsung Galaxy S7 Edge y iPhone 6s Plus, los phablet de 5,5 pulgadas

Saludos a todos los que nos leen, como ya se anuncio en el Móvil World Congress este próximo viernes 11 de marzo está previsto que el recién presentado Samsung Galaxy S7 Edge se ponga a la venta. Lo hará estrenando una diagonal de pantalla de 5,5 pulgadas que lo coloca a competir directamente en el sector más competido del mercado, justo donde encontramos los mejores terminales de cada compañía.

El nuevo Galaxy S7 Edge buscará desde este viernes convencer a los consumidores de que son actualmente la mejor opción en smarpthones de 5,5 pulgadas. Uno de sus grandes rivales será el iPhone 6s Plus, con quien lo hemos enfrentado para comprobar cómo está la batalla de los dos smartphones de gama alta más clásicos en la actualidad pero que nunca habían estado tan distantes en conceptos, empezando por supuesto por el sistema operativo. A luchar.

5,5 pulgadas con diferentes extras

El crecimiento de pantalla que experimentó el iPhone en su modelo 6 colocó la versión Plus en las 5,5 pulgadas que para muchos ya es lo mínimo a exigir a un smartphone con el que hacer muchas cosas de forma cómoda además de tener un extra de autonomía. El nuevo Galaxy S7 Edge coloca su diagonal justo en esas 5,5 pulgadas. Pero ahí se acaban las similitudes entre los dos terminales que estamos comparando.

Las diferencias son absolutas en todo lo demás … para obtener resultados parecidos al final. Si el Galaxy S7 Edge cumple con lo previsto, su pantalla seguirá la línea ya vista en la saga S6 y los Note. Será pues de las mejores pantallas de mercado, y ahí siempre ha habido lugar para los paneles IPS de Apple. A su favor juega la neutralidad de su colorido, el brillo o la visibilidad en exteriores.

iphone

En lo demás, el SuperAMOLED de Samsung nos deja con un contraste máximo, colorido intenso y en el caso de este Galaxy S7 Edge, la singularidad de la doble curva de su pantalla además de una resolución bastante superior que deja a más de 100 ppp de diferencia el panel de Apple.

iPhone 6s Plus Samsung Galaxy S7 Edge
Diagonal 5,5″ 5,5″
Tecnología IPS SuperAMOLED
Resolución 1.920 x 1.080 píxeles 2560 X 1440 píxeles
Densidad 401 ppp 534 ppp

Lo que no consigue Samsung es darle más valor a tocar su panel. Y Apple sí. El iPhone 6s Plus cuenta con tecnología 3D Touch para poder realizar acciones e interacciones con su panel no solo tocándolo sino también presionando más o menos. Ése paso lo esperábamos en el nuevo Galaxy S7 Edge pero finalmente no ha llegado.

La contrapartida por parte del modelo de Samsung se llama Always On y nos permite tener en todo momento en la pantalla bloqueada cierta información como la hora o notificaciones sin que suponga problema alguno para la autonomía.

Potencia y batería entendidas de forma muy diferente

Exymos-8Potencia bruta a base de números frente a la misma potencia por el camino de la optimización. O dicho de otro modo: nuevo Exynos de 8 núcleos con 4 GB de RAM frente a un doble núcleo A9 con 2 GB de RAM que al final arrojan un rendimiento similar en el día a día. Mirando las especificaciones uno puede pensar en grandes diferencias entre el Galaxy S7 Edge y el iPhone 6s Plus pero al final, en el rendimiento real, están a la par.

Otra cosa ocurre con la memoria interna. Apple insiste en los 16 GB para su modelo más asequible mientras que Samsung ha dejado como punto de partida los 32 GB. Si queremos más capacidad, solo el iPhone de Apple nos da la opción de subir a 64 o 128 GB en memoria interna. Eso sí, Samsung lo compensa en parte con la ranura para tarjetas de memoria microSD.

Respecto a la batería, todo es diferente. Para la misma pantalla, Samsung ha escogido una capacidad enorme de 3600 mAh frente a los 2750 mAh. Al final el resultado en autonomía debería ser bastante parecido pues la capacidad superior del modelo de Samsung se debe ocupar de una pantalla con más resolución y una teórica menos optimización de hardware y software, donde Apple siempre juega con una importante ventaja.

Otra cosa es la diferencia en todo lo que acompaña a esa batería. Apple cuenta con su puerto Lighting propietario mientras que el Galaxy S7 Edge lo apuesta todo al microUSB. También el modelo coreano incluye en su ficha de especificaciones carga rápida e inalámbrica.

Diseño

Ya les advertía que pocas veces dos gama alta habían estado tan distanciados en conceptos. El diseño no iba a ser menos. Ambos modelos son una herencia absoluta de los terminales a los que suceden. En el mundo Apple estábamos perfectamente acostumbrados a ello pero ahora se le ha unido el Galaxy S7 Edge, sin grandes novedades a nivel de diseño a simple vista.

Samsung-Galaxy-S61

En dimensiones, pese a aumentar su grosor y peso, el Galaxy S7 Edge mantiene una ventaja sustancial con el iPhone 6s Plus en todo excepto el grosor. Esa es quizás la cifra que menos afecta a la experiencia de uso con un phablet de estas dimensiones. Importan más la altura y anchura, y ahí el Galaxy S7 Edge sale claro vencedor.

iPhone 6s Plus Samsung Galaxy S7 Edge
Altura 158,2 mm 150,9 mm
Anchura 77,9 mm 72,6 mm
Grosor 7,3 mm 7,7 mm
Peso 192 gr 157 gr

Si nos ceñimos al acabado y apariencia, claramente los gustos van lo primero, especialmente en lo que respecta a la doble curva del modelo de Samsung. Pero de forma más objetiva, los acabados de ambos terminales son fantásticos. Los detalles son importantes y se usan solo materiales nobles como el metal o cristal. Quizás en sensación de resistencia y robustez el iPhone pueda estar un poco por encima con el nuevo aluminio usado en su carcasa de una sola pieza.

Donde de nuevo encontramos grandes diferencias es en las dos novedades más destacadas del Galaxy S7 Edge: ranura para tarjeta microSD y resistencia al agua. La primera opción nunca ha existido ni parece que vaya a ser nunca algo a tener en cuenta para Apple en sus iPhone. La segunda, de momento tampoco.

Con el Galaxy S7 Edge se puede ampliar su memoria interna base de forma sencilla y económica, y presenta protección IP68 que permite que lo sumerjamos hasta media hora, aunque al final todo se traduzca en que podemos ser más descuidados con el terminal y que se nos moje. Sin duda un gran valor para un smartphone que cuesta más de 800 euros.

En la integración y funcionamiento del sensor de huellas, aquí ambos terminales optan por integrarlo en el botón de inicio que está situado en el frontal. También repiten estrategia en la colocación y acabado de botones de encendido y volumen.

Cámaras para funcionar en automático

El que ha sido siempre el rey del modo automático en la fotografía digital y líder de la rebelión y la no participación en la carrera de los megapíxeles, el iPhone, se ha encontrado en el Galaxy S7 Edge con un alumno dispuesto a vencer al maestro.

El Galaxy S6 Edge probó el año pasado con una resolución de 16 megapíxeles para su cámara, con bastantes buenos resultados. También el iPhone 6s Plus subió su resolución hasta los 12 megapíxeles para no quedar rezagado en las comparativas. Pues bien, el nuevo Galaxy S7 Edge abandona la carrera por tener más megapíxeles e incluso reduce la resolución máxima del sensor para igualarlo al del iPhone: 12 megapíxeles. Eso sí, con mayor tamaño de sensor y algún que otro detalle técnico que saca ventaja al smartphone de Apple.

iPhone 6s Plus Galaxy S7 Edge
Resolución sensor 12 MP 12 MP
Tamaño sensor 1/3″ 1/2.5″
Dist. focal 28 mm 26 mm
Apertura f/2.2 f/1.7
Cámara secundaria 5 MP 5 MP
Estabilización óptica

De estos datos hay que fijarse en la luminosidad, donde los f1.7 del Galaxy S7 Edge impresionan, y el tamaño del sensor. A priori, el modelo de Samsung debería tener un comportamiento superior al del iPhone en escenas con poca luz, mientras que con luz suficiente y dada la mejora en el rendimiento del modo automático del Galaxy S6, ambos terminales estarían a la par en detalle. Y no hay que olvidarse del enfoque mejorado del Galaxy S7.

En modo vídeo los dos graban vídeo 4K bien estabilizado gracias al uso de OIS avanzados. Respecto a la cámara secundaria, ambos smartphones escogen una resolución de 5 MP.

camaraDonde no hay color es en el software. Apple no se mueve de su sencillez marca de la casa. Por el contrario Samsung incluye varios modos y ajustes que incluyen controles manuales y la posibilidad de hacer las fotos en jpg y RAW.

Por último nos queda hablar de precios, donde las diferencias en modelos de partida no son tantas. En el caso del Galaxy S7 Edge, el más asequible con memoria interna de 32 GB sale por 819 euros, mientras que el iPhone 6s Plus de 16 GB son 859 euros.

¿Con cuál de los dos te quedarías tú?

 

Fuente: Xataka

Comparte en las redes sociales

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. no le veo logica comprar 2 telefonos completamente diferentes como esos… pero si voy a escojer me quedo con el Samsung

    • Arisbel on 8 marzo, 2016 at 1:14 pm
    • Responder

    Yo e tenido dispositivos Android con micros Qualcomm Snap Dragon de 4 nucleos a 1.3 y 1.5 gb de RAM y ahora tengo un Iphone 4s con un micro Dualcore a 1 Ghz y 512 de RAm sin embargo la diferencia se nota al KM pero son dos fabricantes distintos con ideas distintas y ambos moviles son un *abuso* yo me quedo con el primero que me regalen jajaja.

    • Hector Jons on 14 marzo, 2016 at 10:27 am
    • Responder

    Por favor el iphone.. APESTA y aqui en cuba mucho mas todavia. Que viva la samsung, Android es lo mejor, los de Iphone que se queden con Iphone yo me quedo con un buen galaxy…

    • karel on 30 septiembre, 2016 at 2:57 pm
    • Responder

    el iphone es el mejor en el mundo si se acaban de dar cuenta es el 7 contra el 6 y se lo come

Deja un comentario

Your email address will not be published.