¿Es verdad que los móviles nos duran más ahora?

El mundo de los smartphone se ha movido muy rápido en los últimos años, viviendo siempre en la cresta de la ola de un crecimiento meteórico y casi infinito que dura ya mucho tiempo y no había encontrado techo, al menos no hasta ahora…

No existen los crecimientos infinitos, nada puede crecer para siempre, y aunque no nos atrevemos a afirmarlo y nadie podrá decir que lo hemos afirmado, hay indicadores que apuntan a una desaceleración en la venta de teléfonos móviles que toca analizar con un poco de detenimiento.

No es algo que sea realmente nuevo, y es que hace meses que algunos analistas venían hablando de un menor interés en los nuevos iPhone, por ejemplo se venden peor que los anteriores, o también resultados inesperados como la caída en ventas de fabricantes otrora boyantes como LG, que ya ha afirmado que se baja del barco de las iteraciones anuales por decreto, y que intentará rentabilizar mejor sus esfuerzos lanzando nuevos smartphones cuando la tecnología lo requiera.

 

¿Será cierto ese cambio de tendencia?

Pues la verdad es que es complicado todavía contestar a esa pregunta, aunque sí hay hechos empíricos y demostrables que ilustran perfectamente el estado de saturación permanente en el que vive hoy en día la industria de los smartphones.

Hablamos obviamente de los mercados emergentes, China e India sobre todo, que han estado sustentando sin duda alguna el crecimiento en el número de smartphones vendidos a nivel mundial, con cientos de millones de nuevos usuarios que en los últimos 3 ó 4 años han comprado sus primeros terminales 4G. Es lógico que antes o después esta mini-burbuja llegue a su fin y los mercados emergentes calmen sus ansias de nuevos smartphones.

Otro factor importante es sin duda el plazo de renovación de terminales en los mercados occidentales, con Europa y los Estados Unidos a la cabeza, donde parece que los consumidores empiezan a mantener sus dispositivos más tiempo.

Dos premisas clave que podrían marcar un cambio de tendencia y que obvian la saturación de un mercado en el que innovar es ya muy complicado, donde el hardware prácticamente no diferencia a nadie y donde el software evoluciona ya hacia dispositivos más inteligentes e integrados en nuestras vidas, y no tanto en cuanto a interfaces o funcionalidades ya muy trilladas. Sin embargo, hay más motivos que bien podrían tener algo que ver en todo esto, así que vamos a repasarlos.

Precios privativos y usuarios más concienciados

Seguro que muchos ya os esperabais este apartado y no vamos a engañaros, pues este es probablemente el principal motivo de que la mayoría de usuarios mantengan sus smarpthones por más tiempo, aumentando los plazos de renovación y marcando un acusado menor ritmo de ventas de dispositivos móviles.

Las cifras no mienten, y la gama alta ronda ya entre los 800 y los 1.100 euros, precios absolutamente privativos para consumidores con salarios medios, que están cambiando de hábitos muy rápidamente a la hora de comprarse un smartphone.

Lo lógico sería pensar que estos usuarios se irían a por terminales más asequibles, pero lo cierto es que se mantiene el interés en los tope de gama, así que estos usuarios ahorran más tiempo y mantienen más tiempo sus dispositivos antes de cambiarlos por otros de altas prestaciones. Así, el ciclo de vida de los teléfonos aumenta y se reduce el número de terminales vendidos.

Además, las propias operadoras han ayudado a concienciar a los consumidores gracias a las financiaciones de dispositivos, y es que tras abandonar el modelo de subvenciones a cambio de contratos de permanencia, las principales operadoras de telecomunicaciones a nivel mundial han pasado a cobrar el precio íntegro de los terminales en 24 meses sin intereses.

Ver el precio de tu teléfono en la factura de los servicios de telecomunicación sólo consigue que seas más consciente de lo que cuesta del terminal, así que la mayoría intentan exprimir mucho más la inversión realizada.

 

La carrera del hardware se ha ido para siempre

No hace demasiado tiempo, era sencillo diferenciar dispositivos no sólo por su diseño, sino también por el rendimiento y la potencia de su plataforma de hardware. Esa brecha hoy en día ya no está tan clara, y es que la experiencia de usuario de un gama media está ya muy cerca de la que cualquier dispositivo de gama noble puede ofrecernos, así que la carrera del hardware hace ya tiempo que se da por terminada.

Cualquier experto reconocerá que es más que patente el estancamiento en cuanto a novedades de hardware, pues hoy en día prácticamente todos los smartphones son idénticos, con un frontal limpio, hardware más que solvente y una diferenciación que como mucho se va a aspectos poco “visibles” como la memoria o la conectividad.

Obviamente todavía se mejoran los terminales, pero en este respecto cabe destacar que la innovación se ha detenido un poco a la espera de nuevas tecnologías interesantes, y es que aunque muchos cuentan al Face ID o reconocimiento de caras, así como al lector dactilar integrado bajo la pantalla, como novedades importantes de cara a este ejercicio 2018, realmente no llegan para mejorar la experiencia cotidiana de uso, sino para solucionar problemas de necesidad causados por los nuevos diseños.

La eliminación del Touch ID en el iPhone X o la mala colocación de los lectores dactilares para dejar los frontales lo más limpios posible para estos diseños “todo pantalla” tan de moda han implicado la llegada de estos nuevos sensores, pero los que teníamos ya hacían lo mismo con una experiencia igual de natural y a la que ya estábamos acostumbrados. Es por ello que no se puede hablar de una “innovación” propiamente dicha.

Los teléfonos plegables junto a la inteligencia artificial y a las nuevas realidades virtual y aumentada marcarán el futuro, pero el hardware si lo entendemos como la lista de especificaciones de un dispositivo ya nunca volverá a ser aspecto diferenciador, y eso lo saben los fabricantes que ya optan por promocionar servicios y software, la cámara fotográfica o ecosistema de accesorios.

bateria_cargador_celular_

 

Conectividad total y casi global

Las redes móviles 4G y los distintos planes de resintonización llevados a cabo a lo largo del globo han llevado la banda ancha móvil a prácticamente todo el mundo, y con mucho tiempo por delante para definir e implementar un 5G que mejore velocidades y sobre todo latencias a la hora de transmitir datos, lo cierto es que las redes móviles tampoco son ya un reclamo para la renovación temprana de terminales.

Evolucionar lleva su tiempo, pero cuando la tecnología está arrancando las iteraciones son mucho más rápidas y significativas. Así, el paso de 2G a 3G implicaba un cambio brutal, menos notable ya en el cambio de 3G a 4G, y con el 5G aún en pañales veremos si su llegada supone un aliciente para las ventas de smartphones compatibles.

 

Seguros de rotura y mejores servicios técnicos

También han mejorado de forma reseñable los servicios técnicos disponibles para los usuarios, y es que de unos meses a esta parte es sencillo encontrarse en cualquier pueblo o ciudad un establecimiento con personal cualificado para sustituir una pantalla rota o una batería en mal estado, incluso aunque la garantía del dispositivo haya expirado.

Los seguros de rotura que solemos hacer a nuevos smartphones también implican reparaciones de cualquier desperfecto, así que la compra de un nuevo smartphone está menos justificada si los problemas que surgen al actual se pueden solucionar de forma sencilla acudiendo a un técnico especializado costeado por el seguro.

Muchos motivos aunque de momento todos especulativos, y es que a pesar de los indicadores es pronto para afirmar que el mercado de smartphones se vaya a desacelerar notablemente, pues carecemos de toda la información que necesitaríamos para afirmarlo.

Además y sobre todo, debemos tener en cuenta que, en esta industria, las novedades siempre han venido rápido y los smartphones plegables están a la vuelta de la esquina como la siguiente gran revolución. El tiempo nos dirá…

Fuente: Andro4All

Comparte en las redes sociales

Un comentario de “¿Es verdad que los móviles nos duran más ahora?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *