Xiaomi tiene como objetivo en 2019 liberar el código fuente de sus kernels más rápido

Como hemos discutido en una ocasión anterior, Android es un sistema operativo basado en la licencia Apache, lo que significa a grandes rasgos que empresas como Samsung, Xiaomi, Huawei y otras no están obligadas a liberar el código fuente de sus respectivos softwares. Esto es así independientemente de que el grueso del código que utilicen esté basado en AOSP , porque Apache lo permite al ser una licencia flexible. Sin embargo esto no es aplicable al código fuente de sus kernels. El kernel de Android como sistema operativo está basado en el kernel Linux, y como éste último se rige por la licencia GPLv2, los fabricantes de terminales Android están obligados a liberar el código fuente del mismo.

Xiaomi ha sido históricamente de los fabricantes más lentos en liberar el código fuente de sus kernels -recordemos que es obligado liberarlo- lo cual constituye una flagrante violación de la licencia GPLv2. Sin embargo, también es cierto que es una compañía que está dispuesta a tener una buena relación con la comunidad, esto se evidenció recientemente con el lanzamiento del Pocophone F1 en la India y la intención de la empresa china de apoyar el desarrollo de custom ROMs y kernels

Tener el código fuente del kernel ayuda muchísimo a los usuarios deseosos de compilar ROMs, especialmente para corregir errores. Debido a que gran parte de este código contiene aspectos únicos del dispositivo, se hace dificil preparar algo personalizado sin esta ayuda del fabricante.

Al parecer uno de los objetivos que se propone Xiaomi en 2019 es liberar este código fuente lo antes posible para cada uno de sus terminales. Con anterioridad se plantearon la tarea de hacerlo en menos de 3 meses. Pero con el lanzamiento del Mi 9, liberaron el código solamente horas después de la presentación oficial del dispositivo, lo cual amerita cierta intencionalidad positiva respecto a este tema.

Ahora bien, no debemos dejar a un lado que el objetivo primordial acá es quedar bien con toda la comunidad y la prensa crítica respecto a su nuevo terminal. Nos basamos en que las “excusas” precedentes respecto al tema se movían por el aspecto de que liberar el código fuente de determinado dispositivo revelaría información sobre otro. Sin embargo, debe quedar claro que la GPLv2 no es un contrato en el cual te puedes saltar los términos, sobretodo porque planteando estas “excusas” terminales como el Redmi 4X o el Mi A1 tuvieron 1 año para liberar el código fuente de sus terminales, lo cual a nuestra opinión parece una chapucería.

Dejando las críticas a un lado, este movimiento sí nos parece en su función bastante positivo y aunque la comunidad entusiasta no es grande, limitarla va en contra de las propias bases del sistema Android. Solamente nos quedaría evidenciar qué tan bien le continúa yendo el año para Xiaomi y qué sorpresas nos traen.

Fuente: XDA-Developers

Nota: La opinión del lector(a) no tiene que necesariamente coincidir con la nuestra.

Déjenos su comentario

Comparte en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *